El divorcio no es sólo un proceso legal

Un divorcio, más que un proceso legal, es un duro proceso emocional que, sea como sea la historia, nunca es fácil. Es un “mal trago” que hay que pasar y, especialmente cuando hay niños pequeños. Por muy bien que tratemos de hacerlo, somo padres, siempre tenemos miedo a equivocarnos y dudamos de nuestras propias acciones: ¿será esto lo mejor para nuestros hijos?

Antes de subir al ring de boxeo, contacta con un buen profesional que pueda apoyarte en la línea del diálogo.

Vemos en muchas ocasiones que la tensión es tanta y los miembros de la pareja están tan agotados de luchar de manera inadecuada porque no disponen de recursos emocionales, que acaban claudicando y decidiendo poner sus vidas en manos de un juez, pensando que es una persona experta en la materia y, por lo tanto, tomará la mejor decisión. No obstante, lamento comunicarte que no es así en absoluto.
Como bien dice Pascual Ortuño, juez de la Audiencia Provincial de Barcelona, “Un juicio de divorcio lo único que pone a disposición de los ciudadanos es un ring de boxeo”, y es totalmente así, pues una vez que se cruza la línea del diálogo, ya sólo quedan reproches y una lucha por el poder: a ver quién es capaz de dejar en peor lugar al otro para supuestamente ganar, cuando la realidad es que después de una sentencia pierden todos, deteriorando las relaciones.
.
Si un abogado te presiona para ir a juicio, cuestiónate si eso va a solucionar tus problemas.
Vemos muchas veces cómo un juez que no te conoce de nada, dicta una sentencia que resulta inviable y después del gasto de tiempo, dinero y malestar, los combatientes se ven abocados a llegar a un acuerdo porque el juez no ha satisfecho a ninguna de las dos partes. ¿Acaso no podríamos haberlo hecho desde el principio? Antes de subir al ring de boxeo, contacta con un buen profesional que pueda apoyarte en la línea del diálogo. Si un abogado te presiona para ir a juicio, cuestiónate si eso va a solucionar tus problemas.

Puede que estés pensando “es que tú no conoces a mi ex, y con él es imposible”. Pues no conozco a tu ex, ni tampoco a ti, pero sí sé que ante cualquier situación hay dos responsables (que no culpables), por lo que no importa cómo sea tu ex. Si quieres solucionarlo, se puede. Pero hay que estar dispuesto a asumir la responsabilidad y esforzarse.

Os dejo también un vídeo con María Martínez de Espai dodecaedre, para aquél que le apetezca escuchar el divorcio desde el punto de vista de las constelaciones familiares:

.

 

Suscríbete a la newletter y recibe gratis la guía de Derecho Sistémico para iniciarte en esta nueva manera de mirar al conflicto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Asociación de abogacía sistémica.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a sered.net que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba

Suscríbete a la newletter y recibe gratis la guía de Derecho Sistémico para iniciarte en esta nueva manera de mirar al conflicto

¡Conoce el nuevo Libro!

Derecho sistémico:
Lo que no te enseñaron en la facultad

En este libro explico, a través de mi historia personal, en qué consisten las constelaciones familiares y cómo se pueden aplicar al mundo del derecho, bien desde el punto de vista del profesional o desde la persona que necesita ayuda. No se trata de creerse lo que yo digo, sino de experimentarlo.

No necesitas ser jurista para poder comprender y disfrutar esta lectura, pues justamente he pretendido hacerla muy amena para que cualquier persona pueda sentirse identificada y pueda serle útil.